EL TRÁFICO DE LAS REDES SOCIALES NO ES UN FACTOR DE CLASIFICACIÓN PARA GOOGLE

007_SEO-Marketing (1)
Element 19Element 20Element 21Element 22
telekomknowhowstadt leverkusentblwekahostPresspagerangerssemrushsistrixxovi_schwarz

Instagram, Facebook, YouTube o Twitter, por ejemplo,

Todas ellas se consideran plataformas de medios sociales. Cualquiera que esté familiarizado con este ámbito sabe que los “me gusta”, las opiniones y los seguidores hacen girar el mundo de las redes sociales. Fiel al lema: “Cuantos más, mejor”.

Al fin y al cabo, se construye una cierta imagen y un alcance significativo con muchos “me gusta” y seguidores. En resumen: te conocen. Las publicaciones son vistas por miles y miles de usuarios. Son cifras que pueden ascender a millones. Es una ventaja atractiva, porque publiques lo que publiques, llega a muchos usuarios y seguidores.

Sin embargo, el sector de las redes sociales tiene una carencia que no puede ignorarse. Quien piense que con un perfil conocido en las redes sociales se posicionará mejor en el motor de búsqueda de Google, se equivoca.

Me gusta en las redes sociales

Los “me gusta” no ayudan a la clasificación en Google

Google ha confirmado oficialmente desde 2017 que los likes o características de este tipo no se utilizan como factor de clasificación. Pero es fácil explicar por qué es así. Probablemente la razón más conocida que se aduce repetidamente para esta cuestión es la simple manipulación de los “me gusta”. Hay varios servicios en Internet que ofrecen likes a cambio de determinadas cantidades de dinero. Así que si tienes los medios económicos necesarios, puedes comprar fácilmente cientos de likes. En este tipo de publicaciones, estamos hablando de uno o dos “me gusta” reales frente a 500 comprados.

Al prescindir de los “me gusta” como factor de clasificación, Google quiere contrarrestar una importante posibilidad de manipulación que facilitaría a muchos ascender injustamente en las clasificaciones.

Sin embargo, además de la manipulación, hay otras razones que hablan en contra de los “me gusta” como factor de clasificación. En muchas plataformas como Twitter o Instagram, los “me gusta” son muy sencillos. Facebook, por ejemplo, tiene varias opciones de reacción (emojis que expresan tristeza, risa, etc.), que pueden tener que personalizarse.

Sin embargo, un problema mucho mayor es la rastreabilidad de las nuevas publicaciones en todas las plataformas. Un sitio web suele tener una o dos entradas de blog a la semana, pero en las redes sociales es una historia completamente diferente. En un solo día se escribe un gran número de posts. Así que tendrías que rastrear cientos o miles de entradas cada día. Siendo realistas, ni siquiera es posible que Google, como motor de búsqueda, represente esta dinámica.

Google y las redes sociales

Esto también se aplica al tráfico

Lo que muchos sabían sobre los likes como un factor de clasificación no válido desde 2017 ahora también se ha confirmado con respecto al tráfico. El 4 de diciembre de 2020, John Müller confirmó oficialmente en nombre de Google que el tráfico generado -ya sea a través de YouTube, Pinterest, etc.- no cuenta como factor de clasificación en el buscador. Desde el punto de vista de la SEO, esto es ciertamente aleccionador para algunos, pero no hay que desanimarse. Al fin y al cabo, la optimización de motores de búsqueda combinada con la gestión de sus propios canales de medios sociales tiene sin duda sus ventajas.

Ventajas de las redes sociales, incluso sin factor de clasificación

Llegar a un público joven es una clara ventaja. Las generaciones que crecieron con Internet y las que nacieron durante su apogeo utilizan Internet a diario y en toda su extensión. Nada funciona sin Internet y mucho menos sin las redes sociales. Incluso las generaciones mayores son conscientes de este hecho y también se han lanzado al mundo de las redes sociales.

Facebook, en particular, es un punto de contacto ideal para este grupo objetivo. Así que si sabe dónde están ocurriendo las cosas, puede llegar fácilmente a su público objetivo y dirigirse a él a través de Internet. Lo que nos lleva a la siguiente ventaja: las redes sociales como símbolo de estatus. En un mundo en el que todo gira en torno al número de espectadores, likes y seguidores, los ganadores son los que más tienen. Los que alcanzan cifras elevadas también logran un estatus elevado. Automáticamente parecerás más serio ante los usuarios y tu propia opinión tendrá mucho más peso.

Se consigue así una imagen clara y el prestigio asociado, que resultan atractivos y deseables para el usuario. De este modo, podrá influir mucho más fácilmente en el grupo destinatario y en los clientes potenciales.

Los "me gusta" no ayudan a la clasificación en Google

El factor SEO en las redes sociales

Sin factores de clasificación, los canales de las redes sociales parecen irrelevantes para el SEO a primera vista. Basta con echar un segundo vistazo para darse cuenta de la enorme ventaja que puede suponer una cuenta de redes sociales bien mantenida para la optimización de motores de búsqueda.

Ya sea en Instagram, Facebook, YouTube, Pinterest, etc., casi siempre existe la opción de una descripción. Y, sobre todo, una descripción deja espacio para los enlaces. Ya sea una referencia a su propia página de inicio o a páginas de destino específicas. Esto se debe a que los enlaces también se pueden integrar al escribir posts. Para usted, esto significa que el tráfico a una página que no es un factor de clasificación para Google puede redirigirse fácilmente. Esta vez, sin embargo, en una página para la que el tráfico generado es muy relevante para Google como factor de clasificación: su propio sitio web.

Además del tráfico real que genera, también puede esperar cifras de tráfico elevadas adicionales de sus seguidores, que quizá no conocían su sitio web de antemano. En este caso, los usuarios son un gran número de clientes potenciales que también aumentarán sus ventas si se convierten con éxito.

Otro factor SEO es la recomendación de otros. Puede describirse como una forma muy abstracta de optimización fuera de la página. No es raro encontrarse con publicaciones -por ejemplo en Instagram- que enlazan a servicios/productos especiales de otros en su perfil. Con referencias familiares como: “Para más información, haga clic en el enlace de mi biografía”.

De esta forma, con una simple recomendación de otro usuario, sus seguidores también pueden conocer tu servicio/producto y reenviarlo. Incluso una mención de su perfil con la dirección de su página web puede generar nuevos seguidores y clientes potenciales al mismo tiempo.

Nuestra conclusión: ¡el tráfico no sólo es rentable desde el punto de vista de la clasificación!

Como puede ver, confiar en las redes sociales puede tener sus ventajas, también desde el punto de vista del SEO. No sólo se puede dirigir tráfico a su sitio a través de enlaces y recomendaciones de otros, sino que también se puede construir fácilmente una imagen a través de las redes sociales. Es “suficiente” tener un elevado número de “me gusta” y seguidores para ser relevante. Los medios sociales son un método probado y eficaz para llegar al grupo destinatario e influir en él. Las empresas que avanzan con los tiempos también se consideran empresas modernas. Sólo por esta imagen ya merece la pena tener una cuenta en las redes sociales.

Y no olvide la proximidad a sus clientes y la comunicación en tiempo real. Si anuncia un producto, los comentarios se acumularán rápidamente. Ya se trate de comentarios positivos o negativos, puede responder fácilmente y mantener un intercambio con sus clientes. Esto crea una sensación positiva, especialmente para el cliente.

Sobre todo porque habla en tu favor como empresa si un usuario encuentra un post sobre tu producto/servicio que tiene muchos comentarios positivos y likes.

Así que tenga cuidado: ¡no sólo le encontrarán a través del motor de búsqueda! Hoy en día, casi todo el mundo utiliza las plataformas de las redes sociales y su empresa también puede ser descubierta a través de ellas. Sólo Instagram tiene su propia sección dedicada a las compras, que consiste en vender productos a los usuarios. Que te encuentren allí puede que no aumente tu posición en los motores de búsqueda, como Google, pero sigue generando clientes potenciales. Así que el tráfico como factor de clasificación no lo es todo. Por supuesto, es una buena adición si el ranking aumenta además de un alto número de visitantes, pero en última instancia, los visitantes son su volumen de negocios y considerar los medios sociales como un pequeño motor de búsqueda propio no es un enfoque tan equivocado desde nuestro punto de vista.

Términos relacionados con el tema:

  • canales de medios sociales, motores de búsqueda como google, redes sociales, optimización de motores de búsqueda, seo, google, optimización offpage, optimización onpage, plataformas de medios sociales, clasificación, tráfico, facebook, instagram, pinterest, twitter, youtube
angebote_spanisch